Inicio  | Reflexiones |  Cartas  |  Cristianas  |  Poemas de amor  | Amigos |  Ayuda 

 

¿Quién eres...?


¿Quién eres...?

Si sientes que tu actitud no ha sido del todo buena, ¿quién soy yo para juzgarte?

Si sientes que tu actitud ha sido recta, ¿quién soy yo para valorarte?
Es tu responsabilidad creer en ti, y si tu proceder no ha sido bueno es tu trabajo remediarlo.
¡Qué importa lo que los demas piensen si no saben lo que tú sientes!

Tu cuerpo amuralla tu alma y todo lo que te arrojen para dañarte rebotará sin remedio al que te daña.

¡Cuánta niebla cubre nuestros ojos al evidenciar los errores de nuestros semejantes!
¡Cuánto valor para hacerlo! ¡y cuánto gusto nos causa!

Y despues, la reflexión, el arrepentimiento, y las ganas de dar disculpas que no llegan nunca al perjudicado.
El orgullo nos atrapa las palabras que se niegan a salir de nuestras bocas, pero hay otra opción que está en nuestras manos que saben decir también cosas provenientes del corazon por medio de la escritura, no las estrujemos y dejémoslas libres para decir lo que la boca no nos deja decir.

Y al terminar de escribir, nuestras manos estarán listas para extenderse ofreciéndolas a nuestros hermanos sin condicionar, estrechándose y escuchándose el sonido de la paz que tanta falta nos hace, e introducir las palabras escritas en una ostra en donde germinará la gran perla de la amistad.

 


© Autor: Desconocido

Envía esta página a un amig@:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
  Deseo ser informado cuando hay nuevas postales y recibir acceso a las secretas.
 
 
© 2006 Postales Shoshan
Web designed by Postales Digitales Shoshan