Inicio  |  Tesoro de palabras   |  Postales Cristianas  |  Poemas de amor  |  Inspiración  |  Amigos  |  Ayuda 

PADRE NUESTRO

Jesús nos enseño a orar así:

Padre nuestro que estás en el cielo, Santificado sea tu nombre; Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.

Si reflexionamos lo anterior:

No debemos decir Padre; si no nos comportamos como hijos.

No digamos Nuestro; si vivimos aislados en nuestro egoísmo.

No digamos que estás en el Cielo; si solo buscamos las cosas terrenas.

No digamos venga a nosotros tu Reino; si solo deseamos el éxito económico y material.

No digamos hágase tu Voluntad; si no la aceptamos cuando es dolorosa y difícil.

No digamos danos hoy nuestro Pan; si no nos preocupamos por la gente con hambre, por los necesitados de vivienda y de tantos hermanos que viven en EN EL MUNDO en la miseria absoluta.

No digamos Perdona nuestras ofensas; si no perdonamos a todos aquellos que nos deben algo y verdaderamente no pueden pagarlo, o si guardamos algún rencor a nuestro prójimo.

No digamos no nos dejes caer en Tentación; si no tenemos intención de dominar nuestras pasiones desordenadas, nuestra envidia y la soberbia.

No digamos líbranos del Mal; si somos indiferentes y no hay una lucha continua para hacer el bien, y tomar en serio las palabras de:

EL PADRE NUESTRO.

 

Compartir
Compartir    
Envía esta página a un amig@:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
 
 
Web designed by Postales Digitales Shoshan