Cartas de Amor        
Postales  |   CARTAS DE AMOR  Cartas de amistad  |  Cartas de lejanía  |  Cartas  |  Ayuda 

 

 

Querido ladrón de sueños

Tú que con tus ojos café has tornado la luna que alumbra mis noches color caramelo, a ti te escribes estas letras. Quizás nunca las recibas, ni yo te las envíe, y se queden guardadas en el baúl de los recuerdos junto con mi diario de sueños que hablaban de ti y se embriague del aroma de esa rosa que un día compré para ti y que no te di el día de los enamorados solo por miedo a lo que podrían decir.

Hace tanto tiempo que me pierdo en la noche oscura solo por no encontrar tus ojos allá a lo lejos iluminándome con luz de luna, con aroma a café, con sabor de miel con tacto de seda, con melodía salvaje y eterna...

En esta carta hay unas letras que salen de mi pluma gastada por tantas veces que he intentado escribirte, quizá al final solo sea otro trozo de mi alma tirado en la papelera o en estos momentos seas tú el que lo lea y sientas mi voz dictando estas palabras que salen de mi alma.

Te escribo en tinta roja de sangre que estoy llorando, porque el no tenerte a mi lado, amor, me está matando. Si te escribo esto es porque tengo miedo de que un "no" salga de tus labios al preguntarte si me amas igual que yo te amo a ti... en fin, al final las cosas siempre son así... yo sin saber que hacer, perdida entre estas corrientes de sentimientos que cambian la marea del mar de mi alma. Las olas restallan con fuerza y mi alma se anega, amor, me estoy ahogando en el mar de la duda, estoy perdida en el mar de los sentimientos buscando un puerto en el que poder atracar.

Quizás pienses que soy cobarde, pero así son los amores, cuando amas dudas de todo y no estás seguro de nada. Y aquí me ves escribiendo cartas que quizás nunca lleguen a su destino y solo sirvan para desahogar mi alma, pero ¿qué más da?...quizás estas cartas sean pedazos que se lleve la brisa en dulce balanceo o una feroz ráfaga de viento disperse por los cuatro puntos cardinales, y los pedazos, cuales pedazos de mi alma rota por una negación que no llegó se dispersen y lleven palabras sueltas a cualquier balcón al otro lado del mundo.

Ya no quedan más palabras que decir, amor, todo lo que siento lo expreso aquí o al menos lo que puedo expresar con palabras. Para un tesoro de valor incalculable, mi ladrón de sueños, que cual pirata que surca los mares en busca de riquezas te entrega en esta isla de papel la inmensa grandeza que es todo mi querer.

Te dejo un beso que te llevará a la tierra de los sueños por donde navegas. Con todo mi espíritu, mi cuerpo y mi alma. Te he amado, te amo y te amaré, por y para siempre prendida de la luz de tus ojos.

Hasta el infinito... y la eternidad.
©2005 Autor: Kaisha
Sólo se autoriza copiar esta carta (total o parcialmente) si se da crédito al autor y se crea un enlace (link)la esta carta en esta página

Compartir
Compartir    

Envía esta carta a un amig@:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
 
También puedes compartir esta postal en tu red social favorita: Comparte esta postal con los amigos
© 2007 Postales Shoshan