Cartas de Amor        
Postales  |   CARTAS DE AMOR  Cartas de amistad  |  Cartas de lejanía  |  Cartas  |  Ayuda 


LUZ DE MIS OJOS

Cariño mío:

Miles de cartas pasarán por tus manos, pero ésta que escribo la escribo con el gran sentimiento que llevo por dentro, la nostalgia que me invade el no poder tenerte y la soledad en la que vivo día a día sin poder estrecharte.

Mi vida antes de conocerte era un completo hastío, nada me gustaba, siempre paraba enojada y de mal humor, yo no se si sea destino o casualidad haberme topado contigo, para mi esa mañana de casi primavera volví a nacer, volví a ver brillar la luz del sol, estabas ahí sin conocernos, sólo basto un "¡hola!, ¿cómo te va? ya me voy". ¿Qué fue lo que más me encantó de ti? el quererte ir, mi corazón me latía que eras tú el amor de mi vida, apresurada te dije no te vayas quiero seguir hablando contigo, y desde ese momento supe que no podía dejarte ir de mi vida.

Con el paso del tiempo nos fuimos conociendo, supe que encerrabas dentro de ti mucho amor, me fui ganando tu cariño, tu querer y al final tu amor, aunque te diré que yo me enamoré de ti desde el primer día en que te conocí, volví a creer en la palabra que se llama amor, me diste tanta fortaleza, tanto cariño, tanto amor, que ahora te has convertido en la razón de mi existir, sin tu aire yo no puedo vivir, sé que la cruel distancia es la que nos separa, pero no ha sido obstáculo para nuestro más grande amor.

Si tú supieras cuánto te amo amor mío, si tan sólo lo supieras, puedo decirte que daría mi vida por ti, sin pensarle dos veces, tú sabes en este momento que nada tengo conmigo, todo te he entregado, mi vida, mi corazón, mi alma, se que nos faltan muchos pasos por andar y caminos que recorrer, pero como bien decimos el tiempo es el que nos marca las pautas de nuestras vidas, tenemos esperanza de algún día vernos, se que será así.

No sabes como le pido a Dios cada vez que me levanto, le doy gracias por otro día de vida, por otro día de poder tenerte, y tenerte mínimo en este bendito computador, yo no soy conformista y no sólo quiero tenerte así, quiero tenerte realmente entre mis brazos, poder sentir tu calor, tus calidas manos que rocen mis cabellos, sentir tus labios que se poseen en los míos y poder entregarnos a este amor que sentimos los dos.

Hay veces que quisiera morir y dejar de sufrir, de llorar, de sentirme así como me siento el no poder estar a tu lado, pero cuando mas me siento caer, llegas tu con tu bella sonrisa de miel, y me inyectas vida, sé que no debo vencerme, nos hemos prometido muchas cosas, pero quiero decirte que yo todo lo que prometo lo cumplo, no te doy una fecha, porque ni siquiera la se, pero espero mi Dios me siga dando vida para poder cumplir lo que siempre te he dicho, seguir amándote hasta la eternidad.

Cariño mío, sé que las palabras ya están muy trilladas, pero aun así te amo con todo el corazón, que te extraño y sin ti no puedo respirar, la vida se me va si tu no estas, te necesito tanto amor pues tu eres el que me enseño a volar con tus grandes alas y me ha llevado a surcar los infinitos cielos, sólo tú has ganado mi corazón, mi amor y mi persona.

Siempre tuya.


© 2007, Autor: Laisha Olivas Dozal.
Sólo se autoriza copiar esta carta (total o parcialmente) si se da crédito al autor
y se crea un enlace (link) a esta carta en esta página.

Compartir
Compartir    

Envía esta carta a un amig@:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
 
También puedes compartir esta postal en tu red social favorita: Comparte esta postal con los amigos
© 2007 Postales Shoshan