Cartas de Amor        
Postales  |   CARTAS DE AMOR  Cartas de amistad  |  Cartas de lejanía  |  Cartas  |  Ayuda 


Te llamé... necesito saber de ti.

Mi amado.

Te llamé de nuevo hoy, necesitaba escucharte pero siempre me dice esto:

— Usted ha llamado al buzón de voz del N.XXXXXXXXX.

Y allí, quedo pensativa, no sé porqué siempre está apagado, es allí donde mi corazón se estruja de llorar pues no puedo decirte mil cosas que deseo que sepas, que tengo mucho miedo de perderte, miedo que ese teléfono suene siempre así, no entiendo porqué haces ésto.

¿No ves cuánto te amo?

Parece un juego que siempre te gusta hacer y te odio en ese momento.
¿No ves cuánto sufro?

Amor, dime qué está pasando, yo no entiendo nada, sólo unos días atrás, yo era tu amor, que no podías vivir sin mí y hoy, no se nada de ti...

¿Por qué?

Muchas preguntas y nada de respuestas, camino por la habitación, ya no tengo ganas de nada, es que tú eres todo lo que me mueve, y si tú faltas yo no se cómo vivir...

Mi almohada confidente, es quien recoge mis lamentos, y sólo a ella le puedo decir cuánto te necesito y cómo me haces sufrir con tu bendita grabadora...


Otro día más, y llamo...

!Ay amor mío!...

Al fín me has contestado, me hablas y ya casi no escucho, mis lágrimas calladas no me dejan hablar. Me llamas amor y te vuelvo amar, ya casi me olvidé que no te podía encontrar y te abrazo en mi abrazo imaginario y me meto en tu piel para que me digas todas esas cosas que necesito oir de ti...

Por fin mi cuerpo se relaja y vuelvo a sonreír, te cuento mis días, me escuchas atento y en susurros bajitos me dices:

— "te amo... tontita, ¿cómo te voy a dejar de amar?
¿No ves que también tú eres mi vida?"

Y lloramos juntos por no poder darnos ese beso tan soñado, que ansiamos dar.
Nos tranquilizamos, lloro en tu hombro mientras me acaricias mis cabellos
y por unos momentos nos olvidamos que no estabas al teléfono y ya me olvidé
qué te quería decir... seguramente era un "te amo", o ¿qué harás hoy?

Sólo preguntas en nuestro encuentro íntimo, pero con caricias y besos
nos volvemos a entregar, prometiendo te llamaré mañana, porque no te quiero ver
llorar, entrégate a este amor me dices, sin miedos que no te voy a dejar,
eres mi alimento mi todo...

(sonrío, porque te llamé para decirte justamente éso que ahora me dices a mí)

El amor nos pone tan locos que no sabemos reaccionar ante tales situacion
abrázame amor, justo en éste momento me doy cuenta...

¡Cuán grande es nuestro amor!

Te amo amor mío, nunca dejes de llamarme...


© 2007 Autor: Shoshan
Sólo se autoriza copiar esta carta (total o parcialmente) si se da crédito al autor y se crea un enlace (link) a esta carta en esta página.

Compartir
Compartir    

Envía esta carta a un amig@:
e-mail destino:
tu nombre:
tu e-mail:
<< tu mensaje.
 
También puedes compartir esta postal en tu red social favorita: Comparte esta postal con los amigos
© 2007 Postales Shoshan